BRÓCOLI Y LAS COLES DE BRUSELAS AYUDAN A LUCHAR CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

  • Los médicos han desarrollado un componente único a partir de esas verduras

Un grupo de científicos estadounidenses ha revelado que las verduras crucíferas tienen un componente único que puede reducir el crecimiento de las células del cáncer de mama triple negativo.

Los investigadores de la Universidad Agrónoma y Mecánica de la Florida (EE.UU.) han obtenido un componente denominado ‘C-substituted diindolylmethane’. Ellos elaboraron esa sustancia a partir de glucobrassicin, un componente natural que contienen las verduras crucíferas, como el brócoli y las coles de Bruselas.

A diferencia de los fármacos existentes anticáncer, este componente no es lesivo, se puede tomar de un modo diario. Además, los pacientes pueden recibirlo en pastillas, dado que se activa de una forma oral, mientras que otras se ofrecen en inyecciones. Según los científicos, esta sustancia goza de capacidades únicas contra ese tipo de cáncer de mama.

“El tratamiento del cáncer de mama triple negativo es muy limitado. Los métodos que existen hoy en día aumentan la intoxicación del organismo del paciente. Creemos que el componente con el que trabajamos es más seguro que otros fármacos”, señala Mandip Sachdeva, el autor del estudio.

El diagnostico del cáncer de mama triple negativo se ofrece cuando el crecimiento del tumor no está estimulado por las hormonas estrógeno y progesterona. Por lo tanto, la enfermedad no responde a la hormonoterapia. Puede ser tratada con quimioterapia, pero los medicamentos tienen muchos efectos nocivos y las células malas afectan las células sanas.

Los especialistas indican que la nueva sustancia puede ser aplicada junto con otros fármacos contra el cáncer, aumentando su efectividad y reduciendo los efectos secundarios.

El estudio fue presentado en la conferencia de la ‘American Association of Pharmaceutical Scientists’ (AAPS).