VERACRUZ PRESENTE EN LA REVOLUCION MEXICANA

La Revolución Mexicana constituyó un parteaguas en el desarrollo del México moderno y si bien en territorio veracruzano no ocurrieron batallas cruciales que definieran la lucha armada, ni movimientos agrarios tan trascendentes como el zapatismo, sí existieron actores revolucionarios y movimientos sociales que marcaron la historia. En este apartado pretendemos destacar los distintos momentos de la Revolución en Veraccruz

TEXCATEPEC
En 1892 los indígenas de Texcatepec, cantón de Chicontepec, se alzaron para defender sus terrenos comunales siendo reprimidos severa y masivamente. En 1912 intentarían una vez más la recuperación de sus tierras pero su dirigente Willebaldo Santos sería ejecutado. Cuatro años más tarde, con el apoyo del coronel Adalberto Tejeda, de Chicontepec, su bandera sería recogida y se buscaría dar respuesta a sus legítimas demandas.

TLACOTEPEC DE MEJIA (ACTOPAN)
En 1893 nace en Tlacopec de Mejía el dirigente Úrsulo Galván Reyes. En el puerto de Veracruz, donde se formaría como carpintero, conoce a Manuel Almanza. A partir de 1915 entra de lleno en la efervescencia militar y social que vive el país y lo mismo toma las armas y participa en los combates del Ébano que milita en la Casa del Obrero Mundial de Tampico. Nuevamente establecido en Veracruz, forma parte de los fundadores de la Local del Partido Comunista. Posteriormente, concentrará sus esfuerzos en el campo hasta convertirse en el máximo líder del agrarismo en Veracruz

PASO DE OVEJAS
En 1890 en la congregación de Carretas del municipio de Paso de Ovejas, nació José Cardel, uno de los dirigentes agrarios mejor preparados de las primeras décadas del siglo XX. En la revolución militó en las filas del constitucionalismo. Después de vivir en el puerto de Veracruz pasaría a Salmoral, donde se ligaría a las labores organizativas de Manuel Almanza y de Úrsulo Galván. Fue elegido primer secretario cuando se fundó la Liga de Comunidades Agrarias del Estado y quedó al frente de ésta cuando Úrsulo Galván viajó a Rusia. Durante la rebelión de Adolfo de la Huerta de 1923 fue victimado por los delahuertistas.

CHICONTEPEC
Pueblo huasteco enclavado en la Sierra Madre Oriental, Chicontepec fue el lugar donde nació Sixto Adalberto Tejeda Olivares, quien sería elegido dos veces gobernador del estado de Veracruz. El 2 de diciembre de 1913, Alfredo Aburto Landero, Agustín Galindo, Daniel Cerecedo Estrada y Adalberto Tejeda, al frente de la división “Cazadores de la Sierra”, compuesta principalmente por indígenas, recuperaron la cabecera municipal que estaba en poder de Manuel Vázquez y Manuel Peláez, seguidores del huertismo. Al año siguiente, Cándido Aguilar, al ser designado jefe de Operaciones Militares de Veracruz, instalaría su cuartel general en Chicontepec entregando la primera restitución de tierras en el estado, y la tercera en la república, en el cantón de Tantoyuca.

PAPANTLA
La capital mundial de la vainilla y el centro rector del comercio de los indígenas del Totonacapan, se convirtió en el principal objetivo militar de las fuerzas revolucionarias y gobiernistas para controlar la región. Estuvo en varias ocasiones en manos de los rebeldes, como sucedió en julio de 1913, mayo y junio de 1914, julio de 1915 y octubre de 1917. Particularmente, en 1914 la ciudad fue escenario de duros enfrentamiento entre villistas, carrancistas y pelaecistas en los que ocurrirían saqueos, fusilamientos y raptos.

SAN JUAN EVANGELISTA
San Juan Evangelista, colocada en una encrucijada de caminos terrestres y fluviales que surcaban una rica comarca, fue la tierra natal de Juan Rodríguez Clara, quien al estallar la Revolución mexicana se incorporaría a las fuerzas constitucionalistas. Durante la primera gubernatura de Adalberto Tejeda sería un relevante propagandista del agrarismo en el sur del estado y diputado local. En 1923, cuando tiene lugar la rebelión delahuertista, es asesinado. En su memoria en 1925 la congregación de Nopalapan (Estación El Burro) se denominó Juan Rodríguez Clara.

COYUTLA
Coyutla jugó un papel estratégico en el intercambio económico entre la Sierra Norte de Puebla, la Sierra de Papantla y la Llanura Costera Totonaca. Si bien no fue escenario de enfrentamientos armados de relevancia, sí se convirtió en paso obligado de las fuerzas anticarrancistas y gobiernistas. Los contingentes rebeldes estarían encabezados por el general Rodolfo Herrero, quien era aliado de Manuel Peláez, y tenía a su mando una tropa que ascendía a ochocientos hombres. En 1917 y 1918 las fuerzas de Herrero entraron a Coyutla en diez ocasiones, solicitando préstamos forzosos y cobrando impuestos a los comerciantes. El 23 de mayo de 1920, dos días después del asesinato de Venustiano Carranza en Tlaxcalantongo, Herrero se entregó a Lázaro Cárdenas en Coyutla siendo conducido a la ciudad de México y juzgado ante un tribunal militar.

NOGALES
En 1880 nace en Nogales, viejo pueblo colonial más tarde convertido en villa textil, Heriberto Jara Corona. Revolucionario de la primera hora, fue sucesivamente militante del Partido Liberal Mexicano, del maderismo y del constitucionalismo. Después de una destacada actuación política y militar en Veracruz, formó parte del Congreso Constituyente de 1916-1917. Ahí participaría en forma relevante incorporando postulados sociales a diversos artículos de la Constitución de 1917, favorables para las clases trabajadoras.

RAFAEL LUCIO
Antiguamente conocido como San Miguel del Soldado, fue paso obligado hacia el Altiplano por la ruta de Xalapa, como venta en la época colonial y, posteriormente, como estación del Ferrocarril Interoceánico. El 15 de septiembre de 1915 grupos señalados como zapatistas, encabezados por Félix y Encarnación Velasco y Silvano Barranco, asaltaron un tren de pasajeros, incendiaron la estación y quemaron el archivo municipal. Dos días después arribó el carrancista Palacios con la intención de recuperar lo que había sido robado sin lograrlo. El 26 de ese mes llegó el general Marcelino Murrieta para supervisar los vagones quemados y tomó la iglesia como cuartel. Al año siguiente el zapatista Silvano Barranco quemó el palacio y el archivo municipal.

XICO
El 21 de marzo de 1900 nace en Las Puentes, estación del Ferrocarril Xalapa-Xico, Vidal Díaz Muñoz, figura de renombre dentro del gremio de los trabajadores azucareros; estuvo mezclado sin cesar y por muchos años en la organización de sindicatos. Como delegado de la crom emprendió una intensa campaña proselitista en la cuenca del Papaloapan para organizar a los azucareros, panaderos, pescadores y jornaleros, fundando, en enero de 1926, la Federación de Sindicatos Unidos de la Costa de Sotavento; el 9 de julio, la Federación Central de Sindicatos de la Industria Azucarera de Veracruz y, dos años más tarde, la Federación de Trabajadores de la Industria Azucarera, Alcoholera y Similares. En los años treinta organizó cooperativas en los ingenios veracruzanos La Gloria y San Francisco.

RÍO BLANCO
La mañana del 7 de enero de 1907 estalló frente a la fábrica Río Blanco la revuelta laboral más clamorosa de toda la era porfiriana. Considerado como un antecedente crucial de la Revolución mexicana, el conflicto involucró a los trabajadores textiles de Río Blanco, Nogales y Santa Rosa. Si vasto fue el tumulto que incluyó el incendio de tiendas, saqueo de empeños y liberación de prisioneros a lo largo del valle orizabeño, mayor sería la represión con que fue sofocado por el ejército porfirista.

ATOYAC
El 14 de julio de 1910 Cándido Aguilar y su primo Silvestre Aguilar lanzaron el Plan de San Ricardo en el que llamaban a la lucha armada contra el régimen de Porfirio Díaz. Fracasaron en su intento de tomar la ciudad de Córdoba, pero no cejaron y para finales del año conquistaban San Juan de la Punta y llevaban a cabo ataques guerrilleros en las poblaciones del centro de Veracruz. Pronto se les unirían tres destacados revolucionarios de la zona: Heriberto Jara, Gabriel Gavira y Rafael Tapia.

PLAYA VICENTE
En 1912 se levantaron los partidarios de Emilio Vázquez Gómez, comandados por el capitán Santos Zabaleta. Desde Tuxtepec, Oaxaca, se dirigieron a la finca tabacalera de los Gray Mard y Marroquín, situada en Playa Vicente, donde saquearon casas, capturaron caballos y alistaron a los peones. Para evitar que la población fuera tomada por los vazquistas, una comisión encabezada por Darío González y Gaudencio Santos les proporcionaría armas, parque y sillas de montar. A su paso por la cabecera quitaron a las autoridades municipales y nombraron un nuevo cabildo. Sin embargo, tropas del general Rafael Tapia recuperan la plaza, restableciendo al presidente municipal Segundo Beibide.

CIUDAD MENDOZA
El 8 de marzo de 1913, en la entonces villa de Santa Rosa, fue victimado después de fragoroso tiroteo el general maderista Camerino Z. Mendoza –quien había fungido como gobernador provisional de Puebla–, junto con sus hermanos Cayetano y Vicente. Los soldados huertistas también fusilaron en el patio de la fábrica de Santa Rosa a un grupo de obreros textiles, a quienes se acusaría de estar afiliados al movimiento encabezado por Francisco I. Madero. Para honrar la memoria del general Mendoza, el municipio tomaría su nombre en el año de 1933.

CÓRDOBA
En el invierno de 1914 la ciudad de Córdoba, estratégicamente situada en la ruta del Ferrocarril que descendía de México a Veracruz, vio llegar las fuerzas constitucionalistas encabezadas por Venustiano Carranza. Córdoba, la patria chica de Cándido Aguilar, recibió el 8 de noviembre a las tropas de Venustiano Carranza. El Primer Jefe venía de romper con el gobierno de la Convención, detrás del cual estaban, entre otras fuerzas, la División del Norte de Francisco Villa y el Ejército Libertador del Sur de Emiliano Zapata. Contando con la lealtad de Aguilar, en cuya casa se hospedó, Carranza buscaría reorganizar sus contingentes y apresurar la salida de los marinos norteamericanos del puerto de Veracruz. Finalmente, los constitucionalistas se retirarían el 23 de noviembre y se trasladarían a la costa veracruzana.

SAN ANDRÉS TUXTLA
El 28 de julio de 1914 desembarcaría en Sontecomapan una fuerza militar de varios cientos de hombres, procedentes de Tuxpan y encabezada por el general Antonio Portas. Su plan era tomar el control de la zona y atacar las fuerzas huertistas destacadas en San Andrés Tuxtla, la cabecera del cantón. El 7 de agosto iniciaría el ataque a San Andrés logrando una oportuna victoria el mismo día. Las fuerzas de Antonio Portas serían nutridas por los revolucionarios comandados por Teodoro Constantino, Miguel Alemán González y Donaciano Pérez.

HUATUSCO
El 14 de marzo de 1911, Gabriel Gavira, uno de los líderes revolucionarios seguidores de Madero, toma Huatusco al frente de un grupo de hombres armados. Semanas más tarde, con el fin de aumentar el número de efectivos de sus fuerzas, se dirige a Altototonga, luego a Xico y Teocelo, después a Cosautlán, para regresar a Huatusco y tomar de nuevo esta plaza, a mediados de mayo, al mando de 172 hombres, a pesar de los esfuerzos por defenderla de las tropas regulares, dirigidas por Joaquín A. Castro, jefe político del cantón de Huatusco. Una vez tomada la ciudad, Gavira convoca a un plebiscito para nombrar una nueva autoridad, bajo el nombre de alcalde cantonal.

TEOCELO
En enero de 1914 asesinaron a Juan Anzures y a su hijo José en la congregación de Monte Blanco, municipio de Teocelo, por rebelarse contra Victoriano Huerta. Las chispas revolucionarias se acrecentarían aún más con el levantamiento a favor del constitucionalismo que organizó Manuel López y Guadalupe Sánchez el 16 de agosto. Para la revuelta contaron con el apoyo de los trabajadores de la fábrica de puros La Esmeralda. Lograron apoderarse de la población pero el 6 de octubre de 1915 se retiraron y fue ocupada por los zapatistas, al mando de Agapito Hernández y Nicolás Gutiérrez.

VERACRUZ
El 21 de abril de 1914, la ciudad de Veracruz sufrió una vez más una incursión armada extranjera. Esta vez fueron las tropas norteamericanas, que ya la habían bombardeado en 1847, las que tomaron el puerto. La ciudad no permanecería impávida frente a la agresión, destacando la valiente resistencia de la población civil y de los heroicos cadetes de la Escuela Naval. De esta manera, el puerto de Veracruz se convirtió otra vez en símbolo de lucha por la independencia nacional adquiriendo entonces su galardón de cuatro veces heroica.

TUXPAN
El 20 de junio de 1914 la ciudad de Tuxpan devino la capital provisional del estado, por disposición del general Cándido Aguilar. Éste había sido nombrado gobernador de la entidad el 14 de mayo mediante una comunicación dirigida desde Durango por Venustiano Carranza. En Tuxpan, una de sus primeras medidas políticas de envergadura sería la expedición del decreto del 3 de agosto de 1914, en el cual se fijaba claramente una posición nacionalista frente a los abusos de las compañías petroleras extranjeras.

ORIZABA
Los trabajadores industriales y diferentes miembros de la activa clase media orizabeña militaron desde la campaña electoral maderista, pero no sería sino hasta el año de 1915 cuando la región entraría de lleno en el vendaval revolucionario. En este año arribaron a la población los “Batallones Rojos” de la Casa del Obrero Mundial, los cuales establecieron sus cuarteles en las iglesias de la población y buscaron sindicalizar a los trabajadores de la zona. Con ellos llegarían intelectuales y artistas afines al constitucionalismo, como Gerardo Murillo, mejor conocido como el “Dr. Atl”, y José Clemente Orozco.

ACAYUCAN
El 30 de septiembre de 1906 en el municipio de Acayucan, dio inicio uno de los movimientos agrarios precursores de la Revolución mexicana. Encabezado por adherentes al Partido Liberal Mexicano, entre los que destacarían Hilario Salas y Cándido Donato Padua, y nutrido por los indios popolucas, los insurrectos estuvieron a punto de tomar Acayucan. En su movimiento se combinarían lo mismo demandas agrarias que insatisfacción con las autoridades locales y resistencias a las amenazas a la autonomía local e identidad étnica. Aun cuando fueron derrotados inmediatamente, su insurrección no se extinguió sino, al contrario, alentó la resistencia popular en el Sur.

XALAPA
En 1923 la capital del estado fue escenario de una magna convención campesina con la presencia de representantes de un centenar de agrupaciones agrarias dando origen a la militante Liga de Comunidades Agrarias de Veracruz. Los dirigentes campesinos de la zona central del estado controlarían su dirección, destacando José Cardel, Carolino Anaya, Antonio Carlón y Úrsulo Galván, quien se convertiría en líder máximo de esta liga, contando además con el apoyo del gobernador del estado coronel Adalberto Tejeda.

POZA RICA
En 1937 los trabajadores de Poza Rica participaron en una huelga de 57 días en la cual regentearon el campo, cerraron las válvulas de los pozos hasta donde les fue posible, controlando los pozos próximos a reventar, y dieron mantenimiento a las bombas. Incluso, una comisión buscó a Lázaro Cárdenas para plantearle la propuesta de expropiación del campo Poza Rica –el yacimiento más importante del país– adelantándose a la nacionalización del 18 de marzo de 1938.